Publicado: 27 de Mayo de 2014 a las 16:50

Consiste en un sistema de corrección de las imperfecciones en las tuberías tales como: grietas, fisuras, roturas ...

Se accede desde una arqueta y se introduce el packer provisto de la fibra y las resinas.

Una vez situado se hincha para que quede fijado al interior de la tubería de forma resistente y estanca.

Tras la reparación se realizará la comprobación mediante cámara CCTV.

La técnica de rehabilitación de tubería sin zanja generalmente presenta unos costes inferiores a la reposición tradicional, para la cual sería necesario excavar una zanja dejando los tubos al descubierto procediendo entonces a su sustitución.